La actriz Paz Padilla utilizó las redes sociales para felicitar a su hija.  Con un tierno mensaje por medio de instagram la actriz celebro los 22 años de Anna Ferrer. Además, la actriz le hizo ella misma un regalo muy especial.

En la imagen se ve a Paz embarazada. La primera imagen que compartió con respecto al cumpleaños de su hija fue un viejo ‘Tbt’. De hecho en la fotografía aparece tocándose la tripita de cuando estaba embarazada de Anna.

El tierno mensaje.«Los miedos que tenía entonces desaparecieron cuando la vi, y nunca mas volví a sentir ese vértigo, porque ella es perfecta @annafpadilla felicidades mi princesa!!!!» escribió junto a la imagen.

Paz le hizo una tarde de influencer

Publicación de la actriz

Pero eso no es todo, Padilla también compartió imágenes del tierno regalo que le hizo a su hija. Durante 4 días se puso manos a la obra para hacerle la tarde de cumpleaños a su hija. Paz Incluyo hizo dentro de la tarta una muñeca que representa a su hija y una cámara.

Sin embargo, la actriz se sorprendió para mal pues su hija ya tenía una tarta. «Cuatro días para hacerle la tarta a escondida,llego y me dijo :¡mamá ya tengo tarta para la fiesta!!! @annafpadilla La cara que se me quedó 😩» escribió en la última publicación que realizó . Pese a tener otra tarta, como le comentó Mis Tartas Para Ti -los que le hicieron la otra tarta-, la tarta de una madre siempre es la mejor.

Paz le hizo una tarde de influencer

Tarta realizada por Paz Padilla

Celebración de cumpleaños 

Finalmente madre e hija se juntaron para celebrar la fecha especial. La influencer selecciono el local de su madre, ‘Los Tunantes de Villa’, restaurante ubicado en Villaviciosa de Odón para celebrar su cumpleaños. Además, para la fiesta se reunieron varios amigos de Anna y por su puesto su madre no podía faltar.

En la celebración las dos se la pasaron muy bien. Al ritmo de sevillanas las dos bailaron en  para celebración de un año más de vida. Y es que, las dos siempre han demostrado que mantienen una relación muy unida y que cuando están lejos siempre se extrañan.