En el último Límite 48h de Gran Hermano VIP 7 Sofía Suescun lo ha dejado claro, ya no tiene novio, y ha tomado las medidas necesarias para desvincularse del chico al que creía conocer.

La entrada de Kiko Jiménez en la casa de Gran Hermano VIP 7 iba a ser toda una experiencia para la pareja. No llevaban mucho más de dos meses, por lo que esto era una gran prueba de amor. Pero parece ser, que no la han superado, y no ha sido culpa de Sofía Suescun.

Kiko Jiménez se ha pegado a Estela Grande, la mujer de Diego Matamoros, como si de una lapa se tratara. Los dos concursantes, con pareja y marido fuera, ya no se separan ni para dormir. Ambos sostienen que solo tienen una amistad, y que no han hecho nada malo, pero Diego Matamoros ha dejado de acudir a plató para defender a su chica, y Sofía no va para defender al suyo precisamente.

View this post on Instagram

💘 @ayadamaldivesresort 💘

A post shared by SOFIA💫 (@sofia_suescun) on

Sofía Suescun acaba su agonía

La joven de Pamplona lo ha intentado, y ha descubierto que el Kiko que ve en la tele no es el que conoció y con el que disfrutó este verano. Después de ver que el ex de Gloria Camila hablaba de pedir una hora sin cámaras con Estela Grande, casi explota. Pero el colmo fue la escena de celos que le monto Estela Grande al ver a Kiko hablando con Adara.

Sofía suescun lo tiene claro, él ya no es su novio, si no el de Estela. La joven ha tomado la decisión de borrar las fotos que tenían juntos en su cuenta de Instagram, y ha ido a su casa para recoger su ropa. «He ido a casa de Kiko y he recogido todas las cosas que tenía para ir dejando sitio a Estela. El pijama de Gloria no lo he cogido, que siga reciclándolo.«