Hace unos meses que Kiko Matamoros dijo adiós a su trabajo como colaborador ene l programa Sálvame. La situación con la que era su mujer, Makoke le llevó al límtie, y necesitaba parar en su vida.

Esta semana ha sido un cambio para Kiko Matamoros, ha decidido volver a Sálvame como colaborador habitual, en vez de con su sección semanal de defensor de la audiencia. La crisis matrimonial que sufrió con Makoke, que al final terminó en divorcio, y todas las batallas libradas fueron el detonante para que el colaborador decidiera abandonar el barco de Sálvame.

Kiko Matamoros, decidió dejar de pasar los días lidiando con polémicas, pues su vida había pasado a convertirse en un caos absoluto. Poco después del final de su matrimonio, tuvo una relación fugaz de apenas dos meses, la cual parecía que iba para boda e hijos, y se quedó en otro fracaso.

Pero por suerte para Kiko Matamoros, Marta López apareció en su vida, poniendola patas arriba, y dándole las fuerzas que necesitaba para seguir adelante.

View this post on Instagram

¡Qué bonita es! 👌😉

A post shared by Kiko Matamoros – OFICIAL (@kiko_matamoros) on

Kiko Matamoros necesita a Sálvame

«Me he dado cuenta de que no puedo vivir sin esto«, declaraba ayer en el programa. «Estaba muy cansado, muy saturado. Mi vida era un desastre, emocionalmente estaba desequilibrado. No sabía ni dónde estaba«.

Belén Esteban y Kiko Matamoros mantenían una batalla constante, por lo que ahora que ha vuelto, la princesa del pueblo ha decidido hacer las paces con él. Es más, se ha alegrado de que volviera. «Yo estaba muy harta y estoy contenta de que nos llevemos bien. Estoy contenta de que hayas vuelto«.

Ahora que Matamoros tiene todo en su vida en orden, se ve capaz de enfrentar lo que le venga. Se siente renovado y está encantado de poder volver al programa. Ha dejado claro que está muy emocionado ante su nueva etapa en Sálvame. «Me gusta mucho el camino que me he encontrado y me he visto con ganas de volver«