Marta López ya no da para más disgustos, la última ha sido en la boda de su madre, la cual fue hace unos días en Lanzarote. Pero la joven modelo lleva meses acumulando desgracias, que casi no le permiten seguir adelante.

Hace poco más de seis meses que Marta López inició una relación sentimental con Kiko Matamoros. Debido a su increíble diferencia de edad, las polémicas y rumores no tardaron en llegar. La pareja se ha enfrentado a múltiples acusaciones, incluso el hijo del colaborador de Sálvame trató que la relación no se diera.

Y es que Diego Matamoros asegura que varios años atrás, la joven modelo había tratado de tener un acercamiento con él, únicamente por el apellido que tiene. Pero Kiko Matamoros ha ignorado todas las acusaciones que han profesado contra su pareja. Puesto que su anterior relación fue todo un fracaso, con una mujer que también tenía una buena diferencia de edad, solo que no tanta, su decisión ha sido un gran riesgo.

Pero Marta López le ha demostrado con creces, día a día que sus sentimientos son reales, y ha estado junto a él en las buenas y las malas. Un claro ejemplo lo tenemos en la operación a la que se tuvo que someter hace unas semanas.

Marta López la mejor enfermera

Hace unos meses que a Kiko Matamoros le encontraron varios tumores en la vejiga. El día de su operación fue el pasado 6 de agosto, pero antes de someterse a la operación que cambiaría su forma de vida, se fue de viaje con Marta López, cruzando el charco. Una vez que haya sido intervenido, debería dejar varios malos hábitos, es más, ni siquiera se debería haber ido de viaje, pues el médico le contraindicó que así lo hiciera.

Pero dado el hecho de que iba a tener que dejar de hacer muchas cosas, prefirió arriesgar y disfrutar de su últimos días a lo grande. A su vuelta y ya ingresado y operado, la persona que no se separó de su lado en ningún momento fue Marta López. La joven mostró mediante sus redes sociales, los planes que ambos compartían para matar el tiempo en el hospital.

La modelo le tenía una increíble maratón de películas de lo más románticas, durante las cuales se acurrucó lo máximo que pudo con su pareja. Lo cierto es que el colaborador pasó más días ingresado de lo que estaba previsto, lo que coincidiría con el certamen de Miss que tenía Marta López. Por ello, el día que el colaborador salió del hospital, fueron sus hijos los encargados de llevarlo de vuelta a casa, ya que su chica no podía hacerlo.

View this post on Instagram

Ayer 😜

A post shared by Kiko Matamoros – OFICIAL (@kiko_matamoros) on

La pareja no siempre está unida

Un hecho que nos ha desconcertado recientemente, ha sido la desaparición de Kiko Matamoros en la boda de la madre de Marta López. La joven viajaba a Lanzarote la semana pasada para poder acudir al día más importante en la vida de su progenitora. Pero en todas las fotos y vídeo que publicó, no había ni rastro del colaborador.

Medios apuntan a una posible disputa entre la pareja, no hace mucho que comenzaron a vivir juntos en su propio piso, y dejaron el hotel en el que se alojaba Kiko Matamoros. De toda la vida, la convivencia lo cambia todo en una pareja. Puede que haya suerte y se lleven a las mil maravillas, y su amor solo crezca y crezca, o puede suceder justo lo contrario.

Aunque la realidad de que Kiko Matamoros nada tenía que ver con un posible enfado con Marta López, ya que no los tiene. En realidad, ahora que ha vuelto como colaborador habitual de Sálvame, tenía que atender sus asunto profesionales, por lo que no le quedó más remedio que quedarse en tierra.

La decisión de Marta López

En una fecha cerca a cuando Marta López y Kiko Matamoros se fueron a vivir juntos a un lujoso piso, Mediaset le ofreció a la joven un trabajo en su plataforma de Mtmad. En esta se encuentran muchas celebrities de la televisión, y allí publican sus vídeos semanales, en los que muestran sus maquillajes, día a día y demás.

Marta López comenzó su proyecto como bloger con mucha ilusión, pero esta no le ha durado más de dos meses. Y es que aunque no lo ha dicho claramente, si ha dejado caer que estaba recibiendo cierta presión por parte de Mediaset.

Y es que estos le ofrecieron su canal con la intención de que Kiko Matamoros apareciera en sus vídeos. Pero Marta López ha publicado su último vídeo esta semana, el cual ha sido una clara despedida. Y es que ha anunciado que no está dispuesta a publicar a su pareja, ni cómo es le día a día de ambos. A la modelo no le gusta el mundo de la televisión, en contra de lo que muchos pensaban.

Nunca ha estado interesada, y aunque ha podido acudir a diversos platós, siempre se ha negado. Aunque su pareja sea una figura pública, ella no lo es del mismo modo. Y como no va a mostrar su vida ni la de Matamoros, no tiene material que ofrecer en su canal, al cual le ha dicho adiós.

El trágico accidente en Lanzarote

Si algo ha hecho Marta López en Lanzarote, ha sido aprovechar el tiempo como la que más. Ha tomado el sol, ha ido a entrenar al gimnasio, disfrutado de la gastronomía, y sufrir un infarto. Y es que de camino a la boda, ella y su hermana sufrieron un increíble percance. Y es que cuando ambas estaban camino de la boda de su madre, la manga del vestido de la hermana de Marta López se rompió, y ya no tenían posibilidad de arreglarlo.

Por ello, las hermanas hicieron un par de fotos rápidas disimulando el roto, y acto seguido la joven se arrancó a sí misma las mangas del vestido, que a decir verdad, tampoco quedó nada mal. Eso sí, lo mejor fue el detalle de su calzado, pues entró en tacones, pero salió en deportivas, imponiendo la comodidad por encima de todo.

Muchos quisieron saber si Marta López también se había quitado sus tacones, pero antes muerta que sencilla. La modelo ha revelado que prefiere aguantar el terrible dolor antes que quitarse sus divinos tacones.

Temas