La vida de Kim Kardashian no podría ser más de ensueño. La mujer del rapero Kayne West ha conseguido hacerse un hueco en el sector influencer a golpe de publicar todo tipo de contenido, además de los más que sonados escándalos que ha tenido a lo largo de su carrera.

Actualmente, la líder del clan Kardashian goza de una gran popularidad, muestra de ello son los millones de seguidores que tiene en sus principales redes sociales. Y claro, Kim suele aprovechar el tirón para presumir de todo tipo de excentricidades. El problema es que, esta vez no le ha salido tan bien como en otras ocasiones.

Más que nada porque, la empresaria, influencer y modelo ha publicado una nueva imagen a través de su cuenta, donde muestra la gran cantidad de bolsos, zapatos de tacón botas y otros complementos que tiene en su inconmensurable vestidor. Una imagen de clara opulencia que no ha hecho demasiada gracia a sus seguidores.

View this post on Instagram

Fittings 👗

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Kim Kardashian presume de vestidor, pero no ha gustado a sus fans

Como podrás comprobar, Kim Kardashian ha subido esta imagen donde presume de un tipazo escultura, como viene siendo habitual. Y claro, ha aprovechado su precioso vestidor (que cuenta con una iluminación perfecta para este tipo de fotos) para presumir de vestido, y de paso de la ingente cantidad de complementos que tiene.

Y claro, las redes sociales han estallado, con fans declarando su amor eterno por la influencer, empresaria y modelo. Pero también ha aparecido una legión de retractores que consideran que no es el momento para mostrar tanta opulencia. Hay que tener en cuenta que, cada uno de los bolsos que hay en el estante superior, tienen un precio que supera los 8.000 euros sin problema. Aunque, teniendo en cuenta que cada publicación patrocinada en el Instagram de Kim Kardashian tiene un valor de mercado de unos 6.000 euros, es lógico que la mujer de Kayne West se pueda permitir cualquier capricho, por muy caro que sea…